Selección de este mes

Sí, no estamos locos, ¡¡nos encanta marzo!! Porque es maravilloso estar de vacaciones, pero también es delicioso volver a casa y retomar las rutinas. Como recibir nuestra caja mensual, esta vez con quesos que de seguro nos harán más leves los compromisos de este temido mes. Cabra, vaca y oveja, junto a un chorizo artesanal y un Carmenère que Santa Carolina está presentando en exclusiva con El Club del Queso. Salud y a disfrutar.

Queso Mantecoso Don Gastón

ÑADI PICHI DAMAS, PUYEHUE

Queso artesanal de corta curación con cuajo vegetal y sin conservantes químicos. Aromas limpios a mantequilla fresca, masa de pan. En boca textura blanda – cremosa, equilibrado con un leve punto de sal.

Tintolio

LA CABRA JULIA

Color marfil claro, pequeños ojos dispersos. Su tierna capa externa comestible y bañada en vino tinto, lo impregna de perfumes florales a madreselva, a vino joven y berries azules (moras). En boca, la balanceada acidez juega un papel fundamental en el sabor armónico y casero de este queso.

El Pastor

OVEJA AÑEJO, ESPAÑA

Manifiesta el sabor tradicional de los quesos curados de oveja castellanos. Color mate, amarillo marfil y ojos diminutos e irregulares. Huele bien intenso con el peculiar tono a queso sobre maduro de oveja, cáscara de nuez, heno, mantequilla. En boca se aprecia sabroso y de gran cuerpo compacto, marcada por un resabio picante. Final amplio y persistente.

Carolina, Santa Carolina

RESERVA CARMENERE2016, CACHAPOAL

(Nueva línea)

Este vino es una primicia para nuestros socios
del Club. Un reinvento desde la línea clásica reserva Santa Carolina que pretende preservar la mejor expresión del Carmenere en los viñedos del valle del Cachapoal.
Destaca en el ámbito de vinos afrutados recordando a compota de guindas ácidas, toque a tierra de hojas y anisados. En boca, cuerpo medio con buena estructura y una rica carnosidad que aportan los taninos jugosos de la uva. Escueta y precisa madera de fondo. Beber ya o en un año más.

CHORIZO

LA LOBERÍA

Una receta artesanal y natural que implica dos ingredientes principales: carne de cerdo y tocino, potenciados en su curación por una acertada sazón de sal y generosa pimienta. Sabor amplio y jugoso con excelente punto de maduración. Finaliza con una marcada dosis de picor.

MARIDAJES
ANTERIORES