¡A pleno sol!

Llegó el momento del disfrute. Para los que están ya de vacaciones o para quienes aún las planean, nuestra caja de enero trae dos quesos de vaca y uno de cabra, ideales para disfrutar en la terraza junto a una copa de pinot noir. Ahora solo les toca relajarse…

VACA SEMI MADURO

DON FERMENTO

Color pajizo brillante con ojos en forma de grietas, corteza semi blanda recubierta de moho. aromas dulces a levadura fresca y mantequilla. No así su boca, suave y cremosa, recordando al estilo del queso Havarti entre leves tonos ácidos y amargos bien compensados. Un buen ejemplar artesanal. Delicado y cremoso.

Armonía: El vino se doma y funde completamente sus taninos, el queso se dulcifica.

ARTISAN PARMESAN

CELLO

Color dorado – ocre. Superficie mate y rugosa. Aromas a frutos secos (nueces, avellanas) y leve toque caramelizado. En boca es un queso amplio, complejo, de granulado fino y sabor equilibrado. Final largo con matices dulce picante. Un queso bien madurado.

Armonía: El vino se vuelve más ligero y aparecen matices salinos.

CABRA UNTABLE

CALLAQUI

Callaqui es una marca que se distingue por sus delicados quesos de cabra untables y ameno punto cremoso. En esta ocasión el perfume a pimienta recién molida impregna la nariz. En boca suave – untuoso y con justo toque picante levantando el sabor del queso. Ideal para un aperitivo veraniego.

Armonía: El vino dulcifica el picor de la pimienta en un atípico contrapunto.

CHUTNEY DE CEREZA Y CEBOLLA

CUATRO ESTACIONES

Color marrón cobrizo y aspecto brillante. Aroma franco a cebolla junto a especias y tono balsámico. En boca predomina el sabor agridulce con los ingredientes al dente. Especial para aliñar quesos de cabra frescos y de pasta blanda enmohecidos.

MANOS ANDINAS

PINOT NOIR 2016, CASABLANCA

Color rojo granate anaranjado de capa media, aromas con predominio de la fruta, grosella, cereza y un toque ahumado. En boca es de cuerpo ligero, suave y grato con taninos moderados y fondo tostado de la barrica.

MARIDAJES
ANTERIORES