Pleno Invierno

Queremos estar bien cerquita del fuego, rodeados de calor, amistad y buenos quesos, generando momentos de encuentro. Este julio, nuestra caja trae dos excelentes quesos chilenos, bien distintos entre sí, y un Grana Padano de Italia que queda maravilloso junto a este Malbec argentino. Acompañan unos deliciosos pepinillos encurtidos. ¿Qué más pedir?

VACHERIN

LOS TILOS

De tono amarillo-anaranjado y una corteza blanca enmohecida que le provee de un particular aroma a bosque húmedo, cuero y cáscara de nuez. En boca, la textura es blanda y el sabor suave, muy cremoso. Se recomienda dejar una o dos horas a temperatura ambiente o pre calentarlo en el horno (fondue).

Armonía: El queso, una vez entibiado y untado en tostadas, funde su arista amarga y logra complementarse mejor con el vino.

KAIKEN, ESTATE 2016,

MENDOZA, ARGENTINA

Color rojo rubí de capa media. En nariz recuerdos frutados a ciruelas deshidratadas, higos confitados con una madera bien casada y desarrollo de tonos a tabaco, cedro, leve toque a vainilla. En boca está en su mejor momento. Vino de cuerpo medio con buen balance y madurez, grata acidez y taninos pulidos. Elegante en su segmento.

BOLITAS DE QUESO DE CABRA

ALBERTINA PREMIUM

Sumergir los quesos, curados o tiernos, en aceite de oliva es una manera eficaz de conservarlos respetando el sabor original del queso. Los aromas herbales y frutados verdes del aceite refuerzan la finura de este queso de cabra. De sabor fresco, tierno, con grato punto de sal y especias sabiamente elegidas.

Armonía: Se produce un contrapunto, el queso aviva la acidez del vino y baja su peso en boca.

PEPINILLOS ENCURTIDOS

A LA HUERTA DE LA ESQUINA

El frasco de vidrio muestra láminas de vivo color verde trébol con un delicado encurtido agridulce y los aliños precisos. En boca se aprecia fresco con grato toque dulce y un acidulado suave.

GRANA PADANO DOP,

GRANAROLO, ITALIA

Color pajizo, mate e irregular a raíz de su especial tipo de corte: “resquebrajar”. Aroma intenso y evolución positiva, recuerdos a avellanas tostadas y fino toque caramelizado. En boca se aprecia potente, seco, con fina textura granulada, impecable cristalización y leve punto picante. Persistencia dulce. Consumir a temperatura tibia.

Armonía: Convincente, el queso matiza los taninos y resalta finas las notas a vainilla en este malbec. El vino redondea el sabor del queso.

MARIDAJES
ANTERIORES