Amor de madre

En mayo celebramos a las mamás, y pensando en ello nuestra selección se inspira en los gustos y pasiones femeninas. Un espumante de Rapel, un Mascarpone italiano muy suave y perfecto para aliñar o cocinar, un queso de cordillera y un Mantecoso del sur, todo junto a unas crujientes galletas crudiveganas. Un salud por todas las madres y, cuando se saquen las fotos, ¡digan queso!

MASCARPONE

GLOBE ITALIA

El Mascarpone es una receta de vida bastante corta y más que queso, una especie de nata densa cuajada en la línea del yogurt y que culmina, en este caso, en una pasta blanda de color blanco marfil. Aroma a leche fresca, textura bastante cremosa y con delicado sabor dulce. Un queso para untar y aliñar en aperitivos o para inmortalizarlo en el postre Tiramisú.

Armonía: La cremosidad y dulzura del queso redondean el sabor del espumoso y atenúan la frescura.

CRACKERS DE ZAPALLO ITALIANO

K RAW LINE

Una receta sabrosa y distinta, es como una ensalada deshidratada y bien crujiente. El zapallo se funde con las semillas y es plena en boca.

CABRA DE CORDILLERA,

PICHASCA

Estamos frente a un queso sin pasteurizar y estacional de sabor único. Solo se produce una vez al año con leche de cabras alimentadas con pastos de cordillera. Color blanco marfil con ojos pequeños. Aromas amplios y florales, infusión de manzanilla, toque mineral, crema ácida. En boca, ataque fresco con leve acidez y textura espesa – granulada. Fusión delicada de sabores y grata persistencia floral. Distinto a otros estilos de quesos de cabra. Consumir a unos 15°.

Armonía: Impecable ensamble, el queso logra reavivar la acidez y frescura del espumoso.

LA CAPITANA BLANC DE BLANC/BRUT

VIÑA LA ROSA

De color dorado bien pálido y burbuja moderada. Aromas tostados, a mantequilla, duraznos en almíbar, madera verde. En boca, cuerpo ligero con sostenida acidez y leve punto dulce que suaviza y compensa. Final grato, fácil de entender

MANTECOSO LANALHUE

LOS ÁNGELES

Color amarillo pajizo con ojos irregulares y dispersos. Aromas de leve intensidad y propios del estilo: mantequilla con toque a heno y almendras dulces. En boca, buen punto de untuosidad y sabores amalgamados. Más compacto que el promedio sin perder el sabor característico de los mantecosos sureños elaborados a pequeña escala.

Armonía: El espumoso se dulcifica y redondea junto a este Mantecoso.

MARIDAJES
ANTERIORES